man-791049_960_720
Por qué digitalizar tu reclutamiento es una gran ventaja competitiva para tu negocio
26 junio, 2017
indeciso
7 elementos clave de una ética laboral fuerte
30 junio, 2017

Profesionales IT: Los 9 motivos principales por los que rechazan tus ofertas de empleo

no-1532841_960_720

Una de las mayores preocupaciones de las empresas este 2017 es la atracción y fidelización del talento tecnológico. Seguro que sabes de qué hablo si estás tratando de encontrar al candidato ideal para tu vacante IT. Como comentamos en la última infografía, las ofertas de empleo para perfiles IT crecen un 11% cada trimestre y la tasa de desempleo es menor al 3%. La competencia entre tu compañía y las miles de empresas que quieren incorporar al mejor talento es feroz y los profesionales IT, como yo, lo notamos a diario.

Y tú te preguntarás: dada esta situación ¿qué debo hacer para que aceptéis? ¿Por qué seguís rechazando mis ofertas día tras día? ¿La compensación no es suficientemente buena? ¿Cómo voy a competir con las grandes empresas? Sigue leyendo si quieres saber cuáles son los motivos principales por los que yo, mis compañeros en Talent Clue y en otras empresas, no aceptamos las ofertas que nos llegan a diario. Y no, el salario no es en lo único que nos fijamos.

 

Por qué los profesionales IT no aceptan tus ofertas

Según un reciente estudio de Harris Allied, el sueldo y los incentivos son necesarios pero no suficientes para atraer y fidelizar al talento. La cultura de empresa, las oportunidades de desarrollo profesional y la posibilidad de trabajar con la última tecnología son esenciales si quieres que tu empresa tenga una estrategia eficaz.

 

A continuación tienes listadas las razones principales por las que los candidatos, estén trabajando o no, no aceptan las ofertas de empleo independientemente del tamaño de tu empresa o de la compensación salarial.

1. No conozco tu empresa y no me facilitas información

¿Aceptarías una ofertas de empleo de una empresa de la cuál no encuentras información? Es básico. Las empresas deben dejar de ser cajas negras y abrirse para atraer al talento adecuado. Da igual por qué medio hayas contactado con el profesional o si ha sido él quién ha visto tu oferta de empleo. Siempre buscará qué hace tu empresa y se interesará por lo que queréis conseguir: vuestro propósito y misión. Facilítale esta información en el correo o en tu web, de lo contrario, no invertirá más tiempo en tu propuesta.

 

2. Recibo muchas ofertas de empleo y la tuya es igual que las demás 

Con las ofertas creciendo a un 11% cada trimestre te puedes imaginar la cantidad de reclutadores que tratan de encontrar al candidato perfecto y la cantidad de InMails, correos y llamadas que recibimos los profesionales IT. ¿Te has puesto en la piel de tu candidato?

Todas las ofertas son un listado de requerimientos y tareas y eso ya sabemos de qué va. En vez de hacer un listado interminable trata de explicarme por qué debería unirme a tu equipo y empresa. Añade información que me sea realmente útil para tomar una decisión como por ejemplo un vídeo que muestre el día a día en las oficinas, un breve testimonial del que será mi compañero o manager, etcétera. Como persona y profesional quiero saber qué me aportará este nuevo empleo, no sólo lo que debo hacer y lo que se me pagará por ello.

 

 

3. Tu correo es una plantilla no personalizada y se nota

¿Cuántos correos recibes al día? ¿Cuántos acabas leyendo? ¿Cuántos los borras al instante? Si quieres captar la atención de un profesional, ya sea un InMail en LinkedIn o un correo, debes ser original y sobre todo personalizarlo.

Copiar y pegar el mismo correo a todas las personas que contactas en frío no es una estrategia que vaya a dar resultados. Recibo el mismo mensaje una y otra vez, incluso entre trabajadores de la misma empresa. Entiendo que es una tarea que consume mucho de tu día a día como reclutador pero si no hay tiempo para crear relaciones con las personas a las que contactas, invertir tiempo en enviar correos plantilla sin personalizar no es lógico. Los candidatos no son robots, son personas.

 

4. Ya me has contactado anteriormente y no te acuerdas

Esta situación es muy incómoda. Sobre todo si hace relativamente poco que me ha contactado la misma persona, y por supuesto, con el mismo correo. Eso significa dos cosas para mí y para los demás profesionales:

  •  El reclutador no se ha tomado la molestia de comprobar si ya me había contactado, lo que significa que no valora mi esfuerzo y tiempo dedicado a contestar a su primera propuesta.
  • Daña a la marca empleadora de la empresa ya que afecta directamente a la experiencia de candidato.

 

 

5. No encuentro información ni comentarios de otros empleados

Una de las principales estrategias para atraer talento es desarrollar una buena cultura de empresa, y la cultura de empresa la forman y la promueven las personas que trabajan en ella. Si quieres que los profesionales IT se fijen en tu empresa haz que el talento que ya tienes dentro hable por ella.

Es muy importante para mí conocer con quién voy a trabajar, qué hacen y qué opinan del día a día en la compañía. Desde el método de trabajo que utiliza el equipo hasta dónde van a comer al medio día. Todo forma parte de la cultura de empresa y es muy importante comunicarlo de cara a la atracción y fidelización de talento. Si no encuentro esta información, el riesgo de cambiar de empresa o aceptar la oferta es demasiado elevado.

 

6. No me explicas qué oportunidades de crecimiento me ofrece tu empresa

Una de las principales razones por las que el talento IT cambia de empresa es la oportunidad de trabajar en nuevos proyectos y explorar nueva tecnología. Explícame qué oportunidades de crecimiento hay en tu compañía y qué planes de expansión tenéis a parte de vuestra razón de ser con total transparencia.

Y ¿sabes qué sería ya lo mejor de lo mejor? Que me lo cuente un trabajador en primera persona, y si puede ser en vídeo, para que únicamente tenga que darle al play. Si tu empresa no me cuenta cómo evolucionaré como profesional y lo que aprenderé no tengo razones por las que dar el paso y aceptar tu oferta.

 

7. Los beneficios que ofrece tu compañía no están adaptados a mi perfil

Tener beneficios para tus empleados es efectivo tanto para la atracción como fidelización del talento. Piensa en quién es tu candidato ideal y ofrécele beneficios acorde a su perfil.

Por ejemplo, la posibilidad de trabajar en remoto, tener un horario flexible, disponer de la última tecnología o sillas ergonómicas son beneficios que interesan a los profesionales IT. Posiblemente tener un seguro de salud para un candidato IT Junior no funciona de la misma manera que ofrecerle descuentos en Amazon.

 

8. No me detallas cómo será el proceso de selección

La incertidumbre no es algo que le guste a mucha gente, y menos cuando se trata de trabajo. En este caso, detallar qué entrevistas y pruebas deberá hacer el profesional con el que estás hablando te ayudará a convencerlo. Ten en cuenta que mi tiempo es igual de valioso que el de otra persona y quiero gestionarlo de la mejor manera posible, y si me interesa la oferta me querré tomar mi tiempo para prepararme y hacerlo lo mejor que pueda. Igual de bien que David Hasselhoff interpreta un pájaro.

 

9. No me ofreces la oportunidad de hablar directamente con el equipo

Hablar con alguien que ya forma parte del equipo y sabe cómo se trabaja y cómo es la cultura de la empresa puede convencer más que cualquier otra cosa. Y si el profesional tiene dudas sobre cualquier tema,  la persona del equipo las podrá resolver rápidamente. Además, también puedes ofrecer la posibilidad de conocer y hablar con la persona a la que reportará el candidato. Da confianza y credibilidad a la empresa.

Esta información aparece originalmente: Talent Clue.

 

[/idea]

Twitter Facebook LinkedIn Youtube Pinterest
Quest
¡Síguenos!

Quest

Quest: Servicios Integrales en RRHH, Bolsa de Trabajo, Empleos en México. Comprometidos con el Desarrollo del Capital Humano.
Quest
¡Síguenos!
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE